UNA HISTORIA PARADISIACA…Y UN LLAMADO A LA ACCION

Por mucho tiempo fuimos sólo un gran ojo a merced de las energías del Cosmos.
Hoy, ese gran ojo persiste en nosotros: es nuestra glándula pineal.
Fuerzas formativas actuaron sobre el ojo primigenio agregando capas sobre él porque debía prepararse para los grandes sucesos que se aprontaban.
Esto ocurría a su vez en el entorno: sobre formas básicas actuaban también estas y otras fuerzas formativas, energías inteligentes haciendo surgir extraordinarias estructuras vivientes, como la perfecta Amborella, la Eva de las flores, la cual, a millones de años de haber emergido a la vida, sigue asombrando con su misteriosa belleza milenaria en las islas de los mares del sur. (En la próxima entrada hablaremos de este prodigio de supervivencia repleto de información)
Por su parte, nuestro remotísimo antepasado, el homo, fue evolucionando en conjunto con todo lo viviente a su alrededor, seres, como la Amborella, perfectos en su formas, colores, aromas. Con ellos, el homo interactuaba…
Pero no lo sabía.
Porque este remoto antepasado se movía tan sólo por pulsiones, instintos, automatismos…
Y los años se amontonaban unos sobre otros, por millones. Y las fuerzas formativas continuaban su trabajo…
Y un día comenzó a acontecer lo que todos sabemos:
Ese ser viviente, el homo, puro instinto, pulsión y automatismos, miró a su alrededor y POR PRIMERA VEZ VIÓ…percibió…se conmovió, se maravilló, se estremeció de asombro…Y todo lo que le rodeaba ,pura armonía y pura belleza, se reflejaba dentro de él como en un espejo también perfecto e infinito…
Y en ese momento, el homo tuvo un nombre: se llamó Adán…
Dentro de sí, Adán poseía ese paraíso que ahora, por primera vez, podía percibir fuera de sí, conmocionado y arrobado.
Dentro de sí, ese paraíso se desplegaba en una danza perfecta de formas, colores, aromas y silencio…cuyo conjunto Adán pudo percibir –con su Alma sensible- como ARMONÍA, ARROBO, PLENITUD.
Esta extraordinaria experiencia sólo pudo ocurrir porque allí, dentro de su cabeza, durante millones y millones de años de viaje evolutivo su cerebro había adquirido la capacidad de responder a los estímulos ya no tan sólo automáticamente, por instinto, por pulsiones, sino que ahora surgía la capacidad de PERCIBIR EL ALMA DE CUANTO LO RODEABA, y junto con esto, la capacidad de EMOCIONARSE, DE PENSAR SOBRE LO QUE VEÍA Y REFLEXIONAR…
Y entonces Adán sintió la urgente necesidad de expresar, de nombrar cuanto veía y lo conmovía…
Y en ese momento vio a su lado a Eva…
Y ambos comenzaron a expresarse mutuamente sus impresiones (de seguro que al comienzo esto fue sin palabras, sólo con imágenes mentales) hasta que un buen día brotó la primera palabra y nació el lenguaje…
CONSCIENCIA-CONOCIMIENTO-EMOCION-LENGUAJE
Sin embargo…sobre este primer hombre dotado de Alma y Consciencia se cernía una amenaza:
Al comenzar a conocer, Adán quiso ACTUAR, MODIFICAR, TRANSFORMAR…
Y hubo de pasar otro largo periodo de millones de años para que esos mínimos intentos de cambiar el paraíso fueran creciendo monstruosamente…y llegara este momento, en que las transformaciones del hombre sobre el paraíso lo están conduciendo a la ruina, a la destrucción.
Pero hay más aún, y no es bueno …porque toda la maravilla que vio Adán ante sus ojos y a su alrededor, también se mostraba en gloria y majestad DENTRO DE EL.
El mandato del Creador para Adán era: “esto es para ti, para tu descendencia. Cuídalo, presérvalo, respétalo, así como debes cuidarte, preservarte y respetarte a ti mismo”
Nada más y nada menos. Esto ordenó el Creador: cuida, preserva y respeta tu paraíso exterior, así como lo haces con tu paraíso interior…
Por otra parte, y así lo señaló nuestro maestro Bach: la vida es un viaje, es un cúmulo de experiencias. Es el viaje DEL ESPIRITU en la forma de un ALMA ENCARNADA. Y, como es el viaje del espíritu, es con él con quien vivimos las experiencias de la materia.
Ya lo sabemos: el ser humano lleva millones y millones de años viviendo sobre el planeta Tierra y, también lo sabemos, la mayor parte del tiempo su relación con su paraíso interior, tal como la relación con el mundo exterior, no ha sido muy armoniosa.
Es un hecho irrebatible: no estamos realizando una gestión correcta de nuestro mundo emocional, del mismo modo que estamos haciendo una gestión incorrecta con los recursos de nuestro planeta

Es en este sentido que el terapeuta floral debe actuar: como un agente consciente de evolución, como un agente efectivo en AYUDAR A GESTIONAR ADECUADAMENTE LOS RECURSOS INTERNOS DE NUESTROS CONSULTANTES, EN POS DE MEJORAR LA CALIDAD DE LA TRAVESÍA DE LA VIDA.
Cada vez que abrimos nuestro corazón, que tendemos la mano y afinamos los conocimientos, que ponemos al servicio del otro nuestro amor y nuestras flores sanadoras, estamos sembrando una nueva semilla en los paraísos internos de nuestros consultantes y, por ende, sembrándola también en el jardín de todos: nuestro planeta.

HASTA LA PROXIMA ENTRADA CON LA HISTORIA DE LA AMBORELLA Y SU MISTERIOSA AFINIDAD CON NOSOTROS!!!

Anuncios

Published by: mariaestercespedes

Soy Terapeuta Floral desde el año 2002. Número de Registro de la Asociación Gremial de Terapeutas Florales de Chile: 253 y dela SEDIBAC con el registro 2104 Autora de los libros "Terapia Floral para niños de hoy" (en conjunto con la Dra. Amanda Céspedes) , "Flores: Energía que sana" (en colaboración con Cecilia Gálvez), y Era una Gotita, del 2016, todos publicados por Ediciones B

Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s